Siempre hay una forma mejor, más inteligente, de hacer las cosas, el problema es que en España cuesta pensar a largo plazo, especialmente para el Gobierno.